martes, 31 de mayo de 2011

Primavera musical 2011


Continúa la Primavera Musical 2011 en el Museo de Cáceres, organizada por el Conservatorio Oficial de Música "Hermanos Berzosa" de Cáceres. Durante esta semana se ofrecen los siguientes conciertos:

- Miércoles, 1 de Junio a las 20,00 horas.
Concierto de Música de cámara
A cargo de alumnos del Conservatorio de Cáceres.
Sala 4 (Roma) del Museo de Cáceres

- Viernes, 3 de Junio a las 20,30 horas.
Concierto Grupo de flautas
Obras de H. Mancini, W. A. Mozart y F. Schubert.
Director: Antonio Garrido Nieto
Jardín del Museo de Cáceres

miércoles, 25 de mayo de 2011

Primavera musical 2011

Comienza la Primavera Musical 2011 en el Museo de Cáceres, organizada por el Conservatorio Oficial de Música "Hermanos Berzosa" de Cáceres. Durante el presente mes de Mayo se ofrecen los siguientes conciertos:

- Jueves, 26 de Mayo a las 20,30 horas.
Concierto Grupo de trombones y tubas
Obras de Haendel, Purcell, Tito Puente.
Director: José Ángel Sánchez Fernández
Jardín del Museo de Cáceres

- Viernes, 27 de Mayo a las 20,30 horas.
Concierto Ensemble de saxofones
Obras de Tchaikovski, Iturralde, J. Matitia.
Directores: David Alonso Serena y Alejandro Latorre Ballester
Jardín del Museo de Cáceres

lunes, 23 de mayo de 2011

Exposición "Escrito en el tiempo"

Visite la exposición "Escrito en el tiempo" en el Museo de Cáceres. Puede verla en el Museo hasta el 30 de Octubre.
Acceda a la visita en video.



video

Pinturas en verso


Lectura poética, por D. Vicente Rodríguez Lázaro, de la Asociación «Adaegina» Amigos del Museo de Cáceres

MIÉRCOLES, 25 DE MAYO DE 2011
20,30 HORAS

SALÓN DE ACTOS DEL MUSEO DE CÁCERES
PLAZA DE LAS VELETAS, 1

ENTRADA LIBRE

«Pinturas en Verso» es un viaje iniciático en el que asistiremos a un breve recorrido a través de la Pintura y de la Poesía.
El trazo del pincel, la magia del color marchando de la mano con el dibujo de la palabra y las imágenes de pensamiento y de dicción nos llevarán a comprender que las Artes, cuando caminan unidas, se integran en una sola disciplina: el Arte con mayúsculas, ni más ni menos.

martes, 10 de mayo de 2011

Escrito en el tiempo



Escrito en el tiempo

Escritura y escrituras en la colección del Museo de Cáceres

Del 18 de Mayo al 30 de Octubre de 2011


La escritura que a veces aparece sobre los objetos de los museos, o forma parte de ellos, les añade una información que los individualiza y enriquece, y nos ayuda a saber más sobre las piezas y sobre quienes las hicieron y utilizaron.


La exposición “Escrito en el tiempo” invita a reflexionar sobre el valor añadido que la escritura supone en objetos de la colección del Museo de Cáceres no expuestos habitualmente. Quienes dejaron sobre estas piezas los testimonios escritos que aquí se recogen, en realidad estaban escribiendo en el tiempo, superando la dimensión temporal para fijar la memoria de su existencia muchos años después de su desaparición física.


La muestra se divide en nueve bloques temáticos que abordan el tema principal desde diferentes puntos de vista. El primero de ellos, “Escritura sin escritura”, acerca al visitante a las manifestaciones gráficas anteriores a la escritura cuyo valor y significado es incierto, pero que tal vez puedan considerarse como escritura, es decir, signos trazados para emitir un mensaje, sin escritura, o sea, representación gráfica del lenguaje hablado.


A continuación, el bloque titulado “Escrituras” plantea los orígenes de los sistemas de escritura, su difusión y la variedad de sistemas que se ha llegado a alcanzar, a través de objetos de la colección del Museo; se muestran piezas con escritura jeroglífica egipcia, escritura del suroeste, ibérica, griega, latina y árabe. El bloque siguiente se refiere a los distintos soportes sobre los que los artesanos y artistas han dejado sus textos, comprendiendo la cerámica, la madera, la cera, la piedra y distintos metales, el vidrio, el yeso y, por supuesto, el papel.


Entre las funciones de la escritura, se han escogido tres aspectos que han sido básicos a lo largo de la Historia y en cualquier cultura, en primer lugar el de la identificación de los objetos o lugares, plasmado en piezas como pesas de diferentes sistemas, monedas, grabados, una placa con el nombre de una calle cacereña o un tarro de farmacia identificando su contenido. Otro de los cometidos recogidos en la muestra es el de la propaganda o glorificación del poder terrenal o celestial, a través del bloque titulado “Escritura para ensalzar”, en el que destacan campos como la numismática o la medallística, pero también un amplio panorama de artículos de lujo u obras de arte que contribuyen al ensalzamiento del poder. El tercero de estos aspectos es el de la escritura como vehículo para la dedicatoria de los objetos presentados; aquí se puede contemplar una inscripción votiva romana, así como lápidas funerarias cristianas e islámicas, cerámica, libros y hasta un recordatorio de primera comunión.


La exposición presta también atención a otras utilidades de la escritura sobre los objetos, como la identificación de la autoría y de la propiedad, algo usual en todas las épocas y culturas, reflejado en cerámicas, textiles, herramientas, joyas, enseres domésticos, pinturas, esculturas, etc.


Finalmente, se llama la atención sobre la escritura como medio de comunicación, a través del cual las personas de hace cientos o miles de años han podido transmitir mensajes de todo tipo, desde las cuentas de una transacción comercial a útiles consejos para la vida. Son mensajes que nos dejaron escritos en el tiempo.



martes, 3 de mayo de 2011

La Pieza del mes. Mayo de 2011


Placa funeraria
Siglos I-II d. C.
Paraje de San Albín, Santibáñez el Bajo

En las ciudades romanas las necrópolis se situaban fuera de las murallas, en las vías de comunicación de entrada y salida, creando las denominadas vias sepulchralis a la vista de todos los viajeros. En el mundo rural, las grandes villas rústicas disponían de todas las dependencias necesarias para la vida diaria, y para la vida eterna disponían también de espacios destinados a los enterramientos.

Esta placa fue hallada de forma casual durante las faenas agrícolas mientras se realizaban movimientos de tierras. El contexto en el que se produjo el hallazgo, la tipología de la pieza, y el material indican que se trata de una necrópolis de una villa rural. La placa es de mármol blanco con vetas grises, es de forma rectangular y está incompleta. La decoración es simple mediante una doble moldura redondeada para delimitar y enmarcar el texto que dice así:

(Al)binus•Lu(cius)Malecit(ani)an(norum)L[filius]
Maderatea Maelonis f(ilia)
an(norum)XL h(ic)•s(itus)•s(unt)
Albinus•Lu(cius)•Malecit(ani)
sibi•et•uxsoris ex
testamento fieri iussit.

Cuya traducción es la siguiente:

Albino Malacitano hijo de Lucio de 50 años y Maderata, hija de Maelón de 40 años, aquí yacen.
Albino Malacitano hijo de Lucio. Ordenó en su testamento que se hiciera este monumento para él y para su esposa.

Las placas marmóreas no eran soportes exentos, se empleaban para cubrir mausoleos o sepulcros, o se ubicaban a la entrada de edificios funerarios donde se disponían urnas con los restos de los difuntos en columbarios o nichos. Los edificios solían construirse en piedra o con ladrillos revocados por estucos policromados; el empleo del mármol como material de prestigio nos trasmite la idea de la morada eterna del difunto.

Aparecida hace unos veinte años, ha estado en paradero desconocido durante algún tiempo, pero afortunadamente ha sido localizada y depositada en el Museo de Cáceres por el Sr. Alcalde de Santibáñez el Bajo, D. Teófilo M. Hernández del Río.